“Un exterior saludable comienza en el interior”

-Robert Urich

Ultimamente se ha hablando mucho de está tecnica de grasa corporal la cual es llamado ayuno intermitente, aún existen muchas preguntas alojadas y algunas cuestiones normales para saber si se intenta o no, desde luego se aconseja visitar a un médico antes de poner en practica cualquier actividad nueva que se refiera a la salud.

¿Qué es el ayuno intermitente?

Como su propio nombre indica, el ayuno intermitente es un modelo de alimentación que va por ciclos, con periodos de ayuno y de comer. Estrictamente hablando, no es una dieta, sino más bien un programa de comidas. No se trata de pensar con precisión qué se tiene que comer, sino de centrarse en cuándo se come.

Los beneficios del ayuno intermitente

El ayuno intermitente hace mucho más que solo restringir la ingesta de calorías. También cambia las hormonas del cuerpo para que puedan hacer un mejor uso de las reservas de grasa. Se producen los siguientes cambios: El ayuno intermitente mejora la sensibilidad a la insulina, sobre todo en combinación con ejercicio. Esto es muy importante para la gente que tiene problemas de peso porque los niveles de insulina bajos se relacionan con una mejor quema de grasa.

Lo contrario es la resistencia a la insulina. Algunos estudios han demostrado que un aumento de peso puede interferir con la capacidad de la insulina de reducir los niveles de azúcar en sangre, resultando en más insulina. Así se favorece el almacenamiento de grasa.

¿Cómo combinar ejercicio con el ayuno?

Hay ciertos puntos que se debería tener en cuenta si se quiere combinar los ayunos con el ejercicio físico: 

Si se está intentando adelgazar, por ejemplo, es muy importante que el déficit calórico sea moderado y que solo intente perder 0,5-1% de peso a la semana. 

Incluye sesiones de fuerza en tu rutina de entrenamiento y aumenta la ingesta de proteína (ha de representar el 25% o más de tu ingesta energética total) para mantener la masa muscular.

Además, conviene se entrene justo antes de la comida más grande que hagas al día. Si por el contrario, tu intención es combinar entrenamientos de alta intensidad con períodos de ayuno, se te recomienda que sea consultado de antemano con un médico o especialista en temas de nutrición y deporte.

¿Una dieta intermitente es apta para todos?

Si gozas de buena salud, podrías probar a ayunar de forma intermitente según tus objetivos. No obstante, no es aconsejable para ciertas personas.

Las personas con alguna de estas condiciones deberían evitar el ayuno intermitente:

  • Diabetes y otro tipo de trastornos metabólicos
  • Enfermedad cardiovascular
  • Cáncer

Además, este tipo de ayuno no es apropiado para:

  • Niños
  • Mujeres embarazadas

 

Consejos para empezar

  • No exageres con las proporciones de comida después de haber ayunado.
  • Bebe mucha agua o infusiones sin azúcar. Esta herramienta puede ayudarte a calcular tus necesidades hídricas. 
  • Ten paciencia. Quizás te cueste habituarte a ayunar de este modo, pero puedes beber cafés o tés sin azúcar cuando sientas que te entra hambre.
  • Haz entrenamientos de fuerza con regularidad y asegúrate de comer suficiente proteína para no perder masa muscular.
  • Recuerda que la comida más sustanciosa debería ser después de los entrenamientos.

    ¡El descanso es muy importante! La falta de sueño puede provocar un aumento de peso. Dedica al descanso el tiempo que se merece .

    MediPass ofrece servicios de orientación nutricional en cualquier membresía que definitivamente complementarán una estrategia de ayuno y dieta correcta para que se obtengan los mejores resultados, contigo en todo momento.

    Con información de: Adidas Runtastic.

    Suscribete a nuestra lista

    Recibe nuestras noticias, promociones y consejos de parte de nuestro equipo de MediPass.

    ¿Quieres brindar a tus colaboradores los beneficios de MediPass?

    Ponte en contacto con nosotros.

    MediPass 2021 ® Todos los Derechos Reservados.